Hacemos negocios en Internet

Decídete a alcanzar tus objetivos y expande tu negocio con estrategias digitales en Internet.

info@tresesenta.mx

+52 (81) 2235 7398

 

¿Qué es una Buyer Persona?

¿Qué es una Buyer Persona?

Hoy te explicaremos un concepto muy relacionado y que encontramos de forma habitual en este giro: qué es una Buyer Persona. 

¿Qué es una Buyer Persona?

 

Un Buyer Persona es un perfil ficticio que resume lo que sabemos de nuestros clientes. Funcionan como un conglomerado de atributos que buscan dar forma a lo que consideramos como prototipos de clientes ideales, que deberán ser tenidos en cuenta antes de lanzar cualquier campaña de marketing.

Se crea a partir de la investigación de clientes, de revisar estudios de mercados, hacer encuestas a segmentos de audiencia que nos interesan, analizar sus comportamientos… y por supuesto de la experiencia comercial.

 

Qué información incluir en el perfil del buyer persona

 

Lo importante es que cada uno de tus perfiles de Buyer Persona ofrezca información con respecto a lo siguiente:

  • Datos demográficos, personales y profesionales.
  • Metas personales.
  • Metas profesionales.
  • Necesidades.

¿Por qué debes definir las Buyer Persona antes de hacer una estrategia de Inbound Marketing?

  • Nos sirve como referencia clara de aquel perfil de persona con la que nos estamos comunicando.
  • Ayuda a tomar decisiones y anticiparnos a las respuestas que nuestro buyer persona daría ante ciertos mensajes.
  • Es una forma de segmentar el público objetivo, nuestra comunicación será más personalizada y efectiva.

 

Diferencias entre buyer persona y público objetivo

 

La principal diferencia es que el público objetivo aglutina datos generales del perfil de comprador sin pensar en individuos concretos.

De un target compuesto por ejemplo por personas de 20 a 25 años, de zona urbana y estudiantes, deberíamos pasar a un buyer persona mucho más concreto para poder hablarle de tú.

Una vez definido ese buyer persona el mensaje a idear tendrá que quedar completamente dirigido a él, como si le conociésemos de toda la vida (porque en realidad, debemos conocerlo mucho).

Tenemos que ver al buyer persona como un cliente real, con sus sentimientos y sus motivaciones, por lo que hay algunas preguntas imprescindibles que habrá que ampliar según las características propias del sector de venta.