Hacemos negocios en Internet

Decídete a alcanzar tus objetivos y expande tu negocio con estrategias digitales en Internet.

info@tresesenta.mx

+52 (81) 2235 7398

 

Lo que necesitas saber sobre Tráfico Directo

Lo que necesitas saber sobre Tráfico Directo

Entendemos como tráfico directo aquel en donde alguien escribió la dirección del sitio web por iniciativa propia en el navegador, no llegando por clics de ninguna otra fuente.

Cuando esa fuente de tráfico tiene variaciones, los profesionales de marketing en general encuentran difícil hacer una interpretación de lo que llevó a las personas a entrar en el sitio web y lo que explica ese comportamiento.

 

Lo que necesitas saber sobre Tráfico Directo

El verdadero tráfico directo debe ser un buen indicador del valor de tu marca.

Está compuesto por personas que ya compraron en tu empresa y vuelven para ver más cosas, por recomendaciones boca en boca, por personas que gustan tanto de tu contenido que lo marcaron como favorito o, entonces, por apariciones relevantes offline (una materia de revista o diario, algo que escucharon en la TV o la radio).

Un buen trabajo de branding y de asesoría de prensa debería contribuir aquí en estos números y puede ser evaluado.

El número de visitas vía tráfico directo también debe ser alto en casos de productos online, en donde las personas entran para hacer login y accesar sus cuentas.

Cómo Google Analytics identifica el tráfico directo

Google Analytics busca por la información de dos formas diferentes:

1 – La primera de ellas es la URL.

Normalmente Google no encuentra nada aquí, pero acaso encuentre, esta será la fuente que irá a priorizar y acreditar el tráfico. Esto es hecho por medio de un sistema en el que las empresas pueden colocar una especie de “rótulo” en el link que promueven para identificar el origen de la forma tal como quieren.

Básicamente es posible colocar parámetros en la URL del link que fuerzan al Google Analytics a marcar una fuente específica en el caso de que exista un clic en la misma.

2 – En la mayoría de los casos, los links no vienen rotulados y el Google Analytics parte hacia la segunda forma de identificación: la referencia de página.

Cuando cargas una página en el navegador, Google hace una petición para que un servidor entregue esa página, y ese pedido incluye un campo en el encabezado que identifica la dirección de dónde estaba el link.

Es básicamente ese encabezado y lo que fue indicado en la referencia lo que Google Analytics lee para inferir de dónde vino el visitante.

 

¿Cómo evaluar y trabajar con el tráfico directo?

La primera recomendación es intentar al máximo borrar la suciedad de tu tráfico directo. Eso incluye dos acciones principales:

  • Hacer un chequeo completo en el sitio web para identificar si Google Analytics está instalado de forma correcta en todas las páginas.
  • Siempre usar el URL Builder y los parámetros adecuados en las campañas de tu empresa, principalmente en canales más propicios a generar tráfico contabilizado como directo (redes sociales, que muchas veces son accesadas por aplicativos móviles, anuncios en aplicativos y campañas de email – RD Station ya crea el código automáticamente cuando insertas un link en el mismo).

La segunda cosa es intentar entender mejor en qué páginas las personas que llegaron vía tráfico directo están entrando. En general, las personas entran en la Home, en el blog o en algunas otras páginas principales que puedas tener. Separa ese segmento e interprétalo como el verdadero tráfico directo.

En los casos de redes sociales y búsquedas orgánicas, la tendencia es que los errores de atribución sean sólo un porcentual y la curva comparativa de los canales, como la que indicamos en el Marketing BI aquí encima, indiquen una correlación.